¿Cómo curar un tatuaje recién hecho?

Al curar un tattoo, lo más importante es conocer los cuidados que debes tener para garantizar tanto tu salud como la calidad del acabado. Y yo, Ira Tattoo Barcelona, te explicaré la mejor forma de hacerlo.

Introducción al cuidado de la piel recién tatuada

Ante todo debes tener presente que un tatuaje es una herida que se produce en la piel, por lo que es muy importante proporcionarle los cuidados adecuados para que la apariencia de tu tattoo sea óptima. Así que presta mucha atención y sigue al pie de la letra las recomendaciones que te daré:

  • Limpieza: debes lavar con agua y jabón neutro la zona 4 veces al día, durante los tres primeros días. Hazlo con suavidad y sin frotar, hasta eliminar por completo todos los restos que puedas tener de sangre, tinta o plasma.
  • Secado: lo más recomendable, es que lo dejes secar al aire libre entre 20 minutos a una hora, o utilizar una servilleta de papel cuidando de dar solo pequeños toques. Por ningún motivo utilices una toalla o esponja, ya que generalmente albergan una gran cantidad de bacterias y pueden irritarte la piel.

Lo más importante es que bajo ningún motivo rasques la zona tatuada.

Cuánto tiempo es necesario para la curación de un tatuaje

Por lo general, el proceso de curación está alrededor de tres semanas, todo va a depender de aspectos como:

  • Tipo de tattoo.
  • Tamaño.
  • Ubicación.
  • Capacidad de curación.
  • Tipo de piel.

Todos estos aspectos conjugan para hacer único el tiempo de curación requerido para cada persona, por lo que podría extenderse o acortarse.

Qué productos aplicar sobre tu Tattoo

Una vez que la zona está totalmente seca, puedes proceder a aplicarte una capa delgada de la crema recomendada para el cuidado posterior. Es importante no excederte, para evitar generar bacterias y ahogar el tatuaje. Si temes que puedas sufrir rozaduras, protege el tattoo nuevamente con el plástico.

Los productos a base de petróleo no son en lo absoluto recomendados, ya que debido a su consistencia pesada pueden llegar a obstruir los poros causando erupciones. También puede causar que el tatuaje pierda el color antes de curarse, ya que ocasiona la expulsión de la tinta. 

Después de alcanzar este periodo, puedes lavar tu tattoo mientras te duchas y continuar aplicando la crema cuatro veces al día.

Cosas a evitar si lo que deseas es un buen acabado para tu tattoo

Aparte de los cuidados señalados, existe una serie de advertencias que debes seguir para evitar que ocurra cualquier tipo de problema. Durante el proceso de curación debes evitar lo siguiente:

  • Ir a nadar a la playa o la piscina o mojar tu tattoo en un sauna o jacuzzi. Esto puede causar que se desprenda la tinta y arruinar el acabado.
  • Sudar, por lo que no debes hacer ejercicios o practicar deportes de contacto, al menos durante los dos primeros días.
  • Nunca rascar, frotar o tocarlo. Durante su curación aparecerán algunas costras, que son indicios normales que no deben quitarse o rascarse, ya que pueden ocasionar manchas o agujeros en el tattoo, aparte de que puede infectarse. Si el picor es muy persistente, una buena opción para calmarlo, es aplicar cremas hidratantes.
  • No exponer a la luz solar directa, esto podría ocasionar que se queme la piel, que salgan ampollas y que se decolore el tattoo. Durante el primer mes debes mantenerlo cubierto para protegerlo y posteriormente aplicar protector solar.
  • No aplicar ningún producto que no haya sido recomendado por el tatuador o un médico.
  • Sigue al pie de la letra los consejos dados por tu tatuador.
  • No permitas que ningún animal tenga contacto en la zona tatuada.
  • Evita los roces y que la ropa se adhiera al tatuaje. Si llega a ocurrir, humedece la zona y desprende con cuidado.
  • Mantén tu zona tatuada a salvo del contacto con agua sucia, como la que proviene de lavar los platos.
  • Aplica siempre una capa delgada de crema.